Inicio / DEPORTES / Manuel, el “brujo” de Gorina al que muchos le agradecen por la clasificación a Rusia

Manuel, el “brujo” de Gorina al que muchos le agradecen por la clasificación a Rusia

Viejo conocido de los gorinenses y del mundo Pincha, el “sanador” cobró un protagonismo impensado tras el partido en Ecuador

“Papá… jugaban bien pero no hacían goles. Ustedes lo vieron. Todos lo vieron ¿Cómo se llama eso?”. Todavía cansado por las casi nueve horas de vuelo y un tanto sorprendido por los periodistas que lo esperaban en su templo de Gorina, Manuel Valdez (57) no perdía el aire cansino que todos en el barrio le conocen y, sin ocultar la incomodidad que le despiertan las cámaras, los flashes y el hablar en público, buscaba el modo más coloquial posible para explicar lo que acaso no tenga demasiada explicación. “Tenían una energía muy negativa y yo la destrabé -resumía él, como si lo que dijera fuera de lo más elemental-. Le habían hecho un trabajo muy fuerte para que no ganara la final con Alemania, en Brasil. Pero ya está. No podían hacer goles y ahora pudieron. Así de simple”.

Acompañado por tres de sus cuatro hijos, con los ojos llorosos por la emoción al oír las palabras de orgullo de su hija y dispuesto por primera vez en su vida a responder preguntas para la televisión, Manuel -o el Brujo Manuel, como se lo conoce- tuvo ayer, clasificación al mundial de Rusia mediante, su momento de fama y gloria casi como un protagonista más de la Selección. Y en rigor lo fue: llevado al mundo AFA por Sebastián Verón luego de varios “encargos espirituales” exitosos en Estudiantes de La Plata -Copa Libertadores incluida-, Manuel viajó de manera exclusiva a Quito y allí, en el estadio Atahualpa, formó parte de la delegación nacional para hacer lo que mejor dice hacer: destrabar problemas. “Yo voy, camino un cachito por la cancha y por el vestuario y ya está. Hago lo que tengo que hacer y listo”, explicaba Manuel. “¿Y qué hace?”, preguntaban a coro los periodistas. “Mis cosas”, fue la respuesta, y dejó al fin escapar esa media sonrisa y el aire zumbón que en la fábrica abandonada de Gorina, donde trabaja desde hace más de veinte años y atiende cuatro días a la semana, todos le conocen como una marca registrada o como una prueba de su sabiduría campechana y natural.-El Día.com:Por facundo bañez

Compruebe también

Convulsiones y vómitos: Paulo Magalhães conmocionó a todos en el fútbol chileno

Una de las semifinales de la Copa Chile contó con un episodio que pudo haber …

Sampaoli dio la lista para los amistosos de noviembre con la sorpresa de Perotti

El entrenador de la Selección argentina, Jorge Sampaoli, presentó personalmente su nueva nómina de convocados, …

Dejanos tu comentario