Inicio / LOCALES / Comunicado Mujeres Unidas por Villaguay: LA VERDADERA PARTICIPACION

Comunicado Mujeres Unidas por Villaguay: LA VERDADERA PARTICIPACION


En tiempos difíciles como el que atravesamos, de crisis económica y pandemia, nos parece
importante preguntarnos –al igual que otros grupos lo han hecho- qué lugar ocupamos los
ciudadanos en la sociedad, en particular la mujer, y que rol debemos desempeñar ante estos
preocupantes acontecimientos. Hemos leído que “participar no basta”, y que “es necesario
involucrarnos”.
En efecto, muchas veces la participación en determinados espacios –políticos, sociales,
institucionales- no lleva aparejado un verdadero involucramiento o un verdadero
protagonismo. Esta dicotomía se hace evidente si de participación femenina hablamos.
Y es que la participación de la mujer y su derecho a ser protagonista activa del devenir de
nuestros pueblos, son cuestiones que no pueden agotarse solo en una declamación, sino que
requieren necesariamente su correlato en los hechos concretos.
Dejando por un rato de lado la realidad política nacional o provincial, queremos referirnos a
esa participación y a ese protagonismo en el ámbito de nuestra ciudad y en el devenir de
nuestro propio pueblo, Villaguay.
Para que no queden dudas del destacado lugar que ocupa la mujer entre nosotros, debemos
mencionar que la compañera Claudia Monjo ejerce su segundo mandato al frente del
municipio. Este es un dato no menor, teniendo en cuenta que, de las 17 ciudades cabeceras de
la provincia, solo una -la nuestra- cuenta con una mujer al frente del Ejecutivo Municipal.
Y es importante destacar que este hecho no es casual, sino fruto de una concepción clara de
un espacio político que entendió, desde bastante temprano y en forma proactiva, que las
mujeres contamos con la capacidad y la inteligencia para desempeñarnos en lugares
importantes de nuestra sociedad: ya el Concejo Deliberante 2007-2011 contaba con más del
50% de ediles mujeres, para contar luego en el año 2011 con una Vice-intendenta , además de
las públicas y diversas participaciones femeninas en una gran cantidad de responsabilidades
de la gestión actual en un número que no registra antecedentes.
Y no han sido tiempos sencillos los que le han tocado a la Intendenta. Luego de 4 años de un
gobierno nacional de puertas prácticamente cerradas en materia de políticas públicas y
especialmente para nuestro pueblo y de una brutal crisis económica y social, llegó el
Coronavirus empeorando aún más el panorama.
Pese a ello, el gobierno municipal ha estado a la altura de las circunstancias asumiendo
diversas acciones tendientes a cuidar a la población y evitar la propagación de la enfermedad.
Sin embargo, sabemos que ante una pandemia como la que azota al mundo, no basta con los
esfuerzos estatales por lo que desde todos los ámbitos se ha apelado a la responsabilidad,
tanto individual como social, invitando a los vecinos a cumplir con las medidas de autocuidado,
el mantenimiento de las distancias y aconsejando –y hasta prohibiendo- las reuniones y
eventos sociales.

Sin embargo, debemos confirmar el dicho que tanto se ha repetido durante estos meses: “la
pandemia y el confinamiento, sacan lo mejor y lo peor de cada uno”.
En efecto, pudimos ser todos testigos de que, mientras las autoridades locales, médicos y
personal de salud, prácticamente imploraban la solidaridad y el compromiso de todos para
contrarrestar el avance del Coronavirus, algunos sectores y dirigentes políticos, incluso
locales, invitaban por todos los medios –redes sociales, diarios, radio, televisión- a caravanas y
marchas a las que paradójicamente calificaban de “autoconvocadas”, aunque de
autoconvocadas no tenían nada.
Es decir, que mientras los trabajadores que se desempeñan en la primera línea de atención de
la enfermedad colocando en riesgo su vida pedían al compatriota “quedate en casa”, otro
sector, cargado de intencionalidad política y muy poco solidario, invitaba e invita –bajo el
disfraz de la autoconvocatoria- a marchar “por la República” o “por Vicentìn”, o contra“el
invento de la pandemia”
Entonces, vale la pregunta: ¿Este es el tipo de involucramiento que se pretende? ¿Esta es la
clase de participación que se busca?
Definitivamente no es la participación ni el involucramiento que nosotras pretendemos.
Como mujeres social y políticamente comprometidas y preocupadas por la realidad que nos
toca vivir y que muchas veces nos agobia, queremos formar parte de la solución de manera
responsable y solidaria. Esa es una sana participación y ese es un saludable involucramiento.
Por el contrario, quienes buscan, sino agravar los problemas, por lo menos aprovecharlos en su
propio beneficio, ninguna intención tienen de aportar positivamente a la comunidad. Dicha
actitud lejos está del espíritu de la Democracia y la República y, por el contrario, se parece
mucho a aquellos desvalores que dicen querer combatir ( “el manoseo”, el desmanejo, la
corrupción).
La Democracia, la República y las Instituciones merecen el respeto y la defensa por parte de
toda la comunidad. No son conceptos ni valores que puedan ser monopolizados por ningún
grupo o sector ni utilizados según convenga. Por otra parte, no existe República, Democracia
ni institucionalidad posible si falta solidaridad, empatía y ganas de aportar positivamente al
bien común.

Mujeres Unidas por Villaguay

Compruebe también

Direcciòn de Cultura de la Municipalidad de Villaguay invita a la comunidad a participar del «ENCUENTRO DE COROS» El Sàbado 4/12

Direcciòn de Cultura de la Municipalidad de Villaguay invita a la comunidad a participar del «ENCUENTRO DE COROS» El Sàbado 4/12

El «Encuentro de Coros» tendrà lugar en el Centro de Convenciones, el Sàbado 4 de …

Licenciatura en Gestión Educativa: Está abierta la inscripción a la IV Cohorte

Licenciatura en Gestión Educativa: Está abierta la inscripción a la IV Cohorte

La Municipalidad de Villaguay informa que está abierta la inscripción a la IV Cohorte de …

Dejanos tu comentario